viernes, 15 de agosto de 2008

La brecha entre el comportamiento ciudadano y el estatal frente a la tragedia

Dentro de unas horas se cumplirá un año del terremoto que estremeció con inmensos estragos en las vidas y la infraestructura de las familias y de las comunidades en Ica, Pisco, Chincha; Castrovirreyna, Huaytará en Huancavelica y, Cañete, Yauyos en Lima.

Si el sólo el 12% de los limeños cree que el gobierno ha actuado bien en la atención y reconstrucción de las zonas damnificadas, según la Universidad de Lima nos informó en una encuesta el día de ayer, la percepción de las personas damnificadas es aun peor. De ahí el Paro y la Marcha de protesta que la Coordinadora Política y Social de Ica ha convocado hoy como una respuesta a esta ineficaz e insensible actitud del Estado. La de siempre para variar; la negligencia e indiferencia es, como siempre, más cruel para los más débiles.

Pero recordemos como, aún hoy, siguen trabajando con tenacidad peruanos y extranjeros en las zonas afectadas, traigamos a la memoria la inmensa ola de solidaridad que, por muy distintos canales, se hizo y hace presente para estar cerca y auxiliar de manera concreta a quienes todo lo perdieron: familiares, canales de regadío, escuelas, viviendas, puestos de salud.

Pocas veces nuestro país pudo constatar qué rápida fue y cómo permanece aún la respuesta ciudadana a la tragedia. Son personas particulares que fueron hasta el lugar, organizaron colectas, apadrinaron comunidades, pueblos, escuelas; empresas, ONG, movimientos de voluntarios juveniles como “Un techo para mi país” o las psicólogas y psicólogos así como artistas que trabajan atendiendo el stress pos traumático de los niños y niñas en las escuelas. No olvidemos a las y los médicos cubanos como a los bomberos españoles y también la gran movilización de nuestros compatriotas en el exterior y de los originarios de las comunidades afectadas en Lima, desde sus clubes provinciales y cofradías.

Quienes fallaron y lo siguen haciendo son las autoridades del gobierno nacional, regional y de los gobiernos locales. El protagonismo y la incapacidad de concertar están en el problema de origen que condenaba al fracaso la respuesta estatal desde el primer momento. Salvando excepciones, la ineficacia e ineficiencia, la lentitud de la reconstrucción, la negligencia, la corrupción e indiferencia, el protagonismo político y la incapacidad de dialogar y concertar han sido causantes de la pérdida de tiempo, de recursos, de oportunidades, del profundo desorden que golpea más aún a quienes tanto han perdido. Ofrecieron mucho, entregaron muy poco.

Lecciones que aprender de esta brecha tan peligrosa: ciudadanía solidaria, pero también descorazonada y desconfiada en la zona afectada y un Estado lento, negligente y desarticulado

Solidarios y vigilantes
Hasta la próxima

5 comentarios:

Anónimo dijo...

La decision del gobierno fue darselo a los empresarios, pq "el Estado es ineficiente". Bombos y platillos. Los empresarios tampoco fueron eficientes y se bajaron del coche rapidito. Sin instituciones no hay como, pero aca preferimos el cuento de los zares.

LOBO INQUISIDOR dijo...

Percibo dia a dia un gran divorcio entre un Estado centralista y sordo con los diversos estamentos de la sociedad, desde las regiones, municipalidades, organizaciones comunitarias, familias y hasta un simple individuo. Estuve en EEUU cuando sucedio el desastre y la respuesta de peruanos, nos conociesemos o no, fue immediata. Estuvimos felices cuando las reacciones del Gobierno, tambien immediatas, presagiaban una respuesta eficiente y adecuada. Hoy estoy de regreso a Peru, y el divorcio que describo se habia tornado violento con los mas debiles, los sin choza, sin agua.. Ojala que esto cambie, que el Gobierno y representantes de la sociedad vayan a terapia y hagan eco de las necesidades de su pueblo. Quiero apostar por eso, soy optimista!

Anónimo dijo...

Hola susy, mcuadno reflexionasmos sobre los pobre y nos fumamos algo, manyas, suerte

Anónimo dijo...

¿Sabía Ud. que Lumen Dei (PRODEIN)quiso construirse para sí un colegio aprovechándose de la desgracia acaecida con el terremoto y de la ayuda española para aliviar ésta tragedia?

Anónimo dijo...

Muy fuerte la noticia:

Diario el Correo – Perú - 24 de Agosto de 2008 : ”Denunciarían a Lumen Dei por vender inmuebles donados para fines benéficos

http://www.correoperu.com.pe/prov_nota.php?id=25275&ed=5

El ciudadano Wilfredo Carrasco, miembro del Frente de Defensa de los Intereses de la provincia de Acomayo, informó que que la población está acordando denunciar ante el Ministerio Público a la congregación católica Lumen Dei en dicha jurisdicción, por negociar propiedades que habrían sido otorgadas con fines benéficos a la iglesia.

La disposición de demandar a dicha institución fue acordada en asamblea popular de las organizaciones sociales. Refirió que el primero de los casos que muestra una irregularidad es la casona de arquitectura colonial, cuya propietaria la donó a la Iglesia para la construcción de un asilo de ancianos. Ella aún se encuentra en vida y ha solicitado que se cumpla su voluntad, sin embargo, se hace caso omiso, dijo.

Respecto, de una segunda propiedad de un terreno de 5 mil metros, se indica que el mismo habría sido rematado a la Iglesia, en un costo módico, pero con un fin benéfico; sin embargo, estos ya están siendo negociados señaló Wilfredo Carrasco.”