martes, 19 de agosto de 2008

¿Dónde se le extravió la moral, señora Ministra de la Mujer?


"No tengo nada contra Mantilla, no sé en que circunstancias recibió dinero de Montesinos"


"Mi marido es aprista, por él sé que Mantilla es una persona honorable.."


Solidarios y vigilantes

Hasta la próxima

6 comentarios:

Jota dijo...

Lamentablemente, la moral se le extravio a Haya de la Torre y hace mucho. Garcia ya es el non plus ultra. No entran con ascos.

Anónimo dijo...

"No me tutées.."
----------------

Gustavo Gorriti tuvo una excelente reflexión.

Fue ante ataques de una conductora de televisión porque criticó a un allegado del presidente.

Lo que son las cosas...

Los zapatos de Cecilia Valenzuela hoy calzan a la perfección las pezuñas de la ministra Pinillas:
<>

"Luego del fin de la guerra fría, todos se hicieron capitalistas. Y, por supuesto, quedó demostrado que no hay mejor MBA (maestría en administración de empresas) que una buena militancia previa, o actual, en un partido comunista o algo parecido. Pregúntenles si no a los chinos (y a uno que otro por aquí). ¿Cómo no aprovechar las oportunidades del lucro cuando el cinismo es lo que mejor transita entre los escombros de la ideología?”

Comino

Miguel dijo...

Grande Gorriti!!!

Anónimo dijo...

¿Dónde se le extravió la moral, señora Ministra de la Mujer?

Lo mismo nos preguntamos los que todavia nos consideramos de izquerida, de personas como usted y sus amigos que juegan a la política.

Susana Villarán dijo...

A las o los anónimos se les respeta en este Blog su derecho a ocultar su identidad. Sin embargo, cuando expresan que la autora de estos post. que Susana Villarán, ha incurrido en actos o palabras que hieren la moral, tienen la obligación de señalar cuáles y cuándo.

Es muy fácil tirar la piedra y ocultar la cara. Existe el derecho a la honra, por si no lo saben... hay que ser coherentes, sobre todo ahora que celebramos los 60 Años de la declaración Universal de los Derechos Humanos y también de la Declaración Americana.

Esa manera de actuar, artera y sibilina, no fue la conducta de nuestro Amauta José Carlos Mariátegui. Fue un modelo de integridad y coraje. Sigamos su ejemplo.

Anónimo dijo...

inmoral es vivir de la supuesta lucha contra la pobreza, ademas de auto nombrarse defensora de los pobres, cuando estos no la aligieron como tal