jueves, 25 de diciembre de 2008

Primero los niños

Si nos preocupa (y debería) el impacto de la crisis económica internacional en nuestro país y cómo amenguar su innegable y grave impacto, a quienes debemos colocar en el primer lugar de la agenda es a los niños y niñas. Los Objetivos de Desarrollo del Milenio no se cumplirán como lo ha señalado claramente el Secretario General de la Naciones Unidas en el balance que dio a conocer recientemente.

Pero poco o nada hemos hablado acerca de ellos en estos días en que se ha debatido el Plan Anticrisis presentado por el gobierno. Los niños no votan. Nunca más claro que ahora.

Mientras los niños sigan siendo la mitad de los pobres. En la medida en que uno de cada cuatro tenga desnutrición crónica; cuando 40 de cada 100 madres gestantes no son atendidas en locales de salud y uno de cada siete niños no es registrado, los discursos y las teletones no bastan. Cuando en el Perú solamente 54 de de cada cien niños y niñas ― entre los 6 y 11 años ― no están en el grado que les corresponde por edad y en sus escuelas sólo el 46% tienen agua potable, el presupuesto nacional no está bien formulado. Mientras dos millones de personas en Lima Metropolitana no tengan agua potable y en las zonas rurales más de un millón y medio no estén conectadas a redes de agua potable, el riesgo de diarreas, anemia y desnutrición continuará.

Cuando los adolescentes enfrentan el riesgo de vivir en pandillas, y constatamos que el crimen organizado (narcotráfico, tala ilegal, trata así como Sendero Luminoso) los atraen hacia actividades ilegales; la inexistencia de políticas públicas que prevenga la infracción en los adolescentes, atacando las causas sociales y situacionales de su precaria y riesgosa vida, resulta clamorosa. En la medida en que sean aún muchas las adolesentes que se emabarazan sin desearlo y aporten una alta cuota a los abortos clandestinos que ponen en riesgo en su vida, estaremos muy lejos de las metas del Plan Nacional de Infancia y Adolescencia.

Cuando las víctimas de la violencia de género y de la violencia intrafamiliar son menores de edad en un número considerable y no existe la capacidad suficiente en las DEMUNAS y Centro de Emergencia Mujer para prevenir y atender a las víctimas. Cuando el alcohol y las drogas los destruyen sin una política de salud mental, no los estamos protegiendo integralmente.

Mientras todo esto siga sucediendo y en las políticas públicas no se perciba la voluntad de colocar a la infancia como prioridad, no tendremos futuro. Existen propuestas, recursos, experiencias y proyectos para lograr la plena inclusión de la infancia desde el respeto a sus derechos. Esfuerzos como los de Sierra Productiva que han cumplido con los Objetivos de Desarrollo del Milenio para los niños de 1,200 distritos del país deben ser, junto a las once medidas den favor de la infancia propuestas en el 2007 por la Mesa de Concertación para la Lucha contra la Pobreza (MCLCP), el norte que nos oriente. Si podemos convertirlos en los primeros.

Solidarios y vigilantes
Hasta la próxima

1 comentario:

El Guachimán Rojo dijo...

Resulta un contrasentido que en un país donde hay una multitud de niños abandonados, sometidos a explotación, abuso y toda clase de peligros, alejados de algo que pueda llamarse protección del estado vía programas de educación, salud y alimentación, que además son la parte más débil y desprotegida de la sociedad, quienes gobiernan, empezando por el Presidente de la República, tengan en mente hacer un gran negociazo con la venta del único puericultorio de una ciudad con 8 millones de habitantes.

El Puericultorio "PEREZ ARANIBAR" por obra y gracia del "pensamiento García Pérez", o sea, el perro del hortelano, está en la mira y ambición de alguno de los amigazos (tipo "Pepe" Graña)del propietario de mansiones en Paris, Chacarilla del Estanque, Naplo y Los Pulpos.

Ciertamente habrá para él, es decir para el triangulador de aviones Mirage y coimeador del BCCI, un suculento "honorarios de éxito".

Para esto están haciiendo una y mil maniobras: están vaciando, silenciosamente y entre gallos y media noche, lo que los estorba:

cientos de niñitos y niñitas están siendo movidos de allí como si fuesen cosas, expulsados del entorno familiar y afectivo donde vienen creciendo , para sólo quedarse con el "mínimo indispensable": los "niños judicializados"

Cuando el Puericultorio Pérez Araníbar , esté artificialmente casi vacío, saldrá algún vocero de Alan García a decir:

"por 30 niños no se justifica usar ese inmenso terreno....hay que ponerlo en valor...hay que monetizarlo..."

Tras bambalinas los pepes grañas, pedros brescias , dionisios , los cencosudes y los sodimaques se frotarán las manos. Alan García, seguro, calculará mentalmente sus honorarios de éxito de esta "histórica decisión".

La cosa es más abyecta aún:
estos siniestros mercaderes le han echado el ojo dizque para hacer un proyecto integral (inmobiliario - comercial) al terreno del Hospital Psiquitrico Victor Larco Herrera.

Hospital de pobres de las clase medias sin recursos.

Total son enfermos pobres, no monetizables, consumidores de "genéricos" y no de los laboratorios, por ejemplo del que llamó "malnacidos" a los trabajadores portuarios del Callao por hacer una huelga, es decir "Pepe" Chimpler....el Larco Herrera es una verdadera carga para la caja fiscal.

Wong, Tottus, Metro, podrían alli hacer maravillas, generar empleo...

Estos siniestros proyectos de la entrega de los 300, 000 metros cuadrados del PUERICULTORIO PEREZ ARANIBAR" y del LARCO HERRERA hay que pararla, sí o sí.

No sabemos que pasará por la cabeza de Carmela Vildoso y Oscar Ugarte...que enterados, enterados están. ! Si don Alfonso Barrantes los viera!!