viernes, 12 de septiembre de 2008

En Ica, a la intemperie


En Ica la varilla de fierro es la más cara del Perú. También el cemento, los ladrillos y todos los materiales de construcción. Cuestan más porque hay quienes lucran con la necesidad de las familias afectadas para reconstruir sus viviendas destruidas por el terremoto del 15 de agosto del 2007.

Comí en casa de mis compadres, la familia Janampa, hace dos noches muriéndonos de frío por el aire que se colaba a través de los huecos del plástico azul que les repartieron en la emergencia. Los dos niños y la abuela duermen bajo el único techo que quedó, rajado y en peligro de derrumbarse en cualquier momento: “pero no podemos dejar que se nos enfermen”.

Mientras nos calentábamos con la sopa de cebada preparada por mi comadre, a las 10 y media de esa helada noche junto a la única pared de ladrillos y el resto de la casa deshecha en el asentamiento Humano Señor de Luren, Orlando me iba contando el calvario que que siguen padeciendo para obtener ayuda. “Hoy el bono de 6,000 soles puede comprar el equivalente de 2,000, todo ha subido. No podremos techar. La Municipalidad Provincial de la que dependemos no nos ha amnistiado los impuestos y nos sigue cobrando licencia de construcción” . ¿De qué está hecho el Señor Alcalde Provincial de Ica o es que no saben comunicar las medidas especiales para favorecer a los afectados? ¿Cuáles son? y ¿qué han hecho instituciones como INDECOPI, o los congresistas de Ica ¿por qué no han dicho ni hecho nada?

Los Janampa como muchos otros se desplazaron por la violencia política, desde Huancavelica y el sur de Ayacucho principalmente. Ellos salieron de Sacsamarca, en la Provincia de Lucanas. Retornaron pero tuvieron que volver a Ica a reconstruir su vivienda. Hace muy poco que el Gobierno Regional ha dado una ordenanza para favorecer a los desplazados ¡Un año después! Como si el Presidente Regional no supiese que en Ica hay miles de desplazados.

Existen días en que nos preguntamos qué nos pasa que nos seguimos maltratando tanto unos a otros en el Perú.

No nos hagamos los sorprendidos cuando la violencia de la impotencia estalla.

Solidarios y vigilantes
Hasta la próxima

2 comentarios:

Julio dijo...

Oiga señora Susana ¿Porque hasta ahora no se pronuncia sobre el separatismo racista en Bolivia?

Jose Antonio dijo...

Por eso unánse a un Techo para mi país, ayudemos!

www.untechoparamipais.org.pe