miércoles, 18 de junio de 2008

Moquegua: respuestas policiales a problemas técnicos y políticos

Carlos Reyna, analista política sostiene con razón en una entrevista que escucho ahora en “No hay Derecho” que lo ocurrido en Moquegua se pudo prevenir. “¿O acaso pensamos que a la gente le gusta tomar puentes, secuestrar generales y policías? No.”

Tiene toda la razón.

Existe un problema acerca del uso equitativo de recursos provenientes del Canon. Es eso lo que desde hace tiempo ha generado problemas entre Tacna y Moquegua. Contabilizar por separado y comparar las rentabilidades específicas del mineral en uno y otro departamento para distribuir de manera justa los recursos que provienen del Canon. No puede seguir la reglamentación actual del canon en virtud de la cual éste se da por la tierra removida y no por la ley o calidad del mineral (que es lo que genera más o menos ganancias), como debiera ser.

Se pudo prever el secuestro del General y de los policías (acto que no es aceptable) pero ese no es el espíritu del actual gobierno; no es el de la concertación y profundización del proceso de descentralización. La actitud del actual gobierno no es la de sentarse a dialogar con la Asamblea de Gobiernos Regionales para definir estos asuntos tan importantes, ni con los sectores involucrados para producir los cambios reglamentarios necesarios, tampoco a pensar con las regiones y asociaciones de municipalidades qué hacer con las ocho regiones, con las provincias y distritos que no reciben canon.

Todo lo contrario, García y su etéreo Ministro del Interior, reaccionan policialmente cuando lo que tiene que hacer es actuar políticamente.

Canon, repensarlo técnica y solidariamente

Los recursos vienen de la minería e hidrocarburos y ahora tienen precios internacionales muy favorables generando extraordinarias ganancias para las empresas. Sin embargo, son recursos no renovables. Los ingresos como los del canon , deben planificarse estratégicamente para ser invertidos en desarrollo humano sostenible y sustentable en las regiones.


El Gobierno Central se queda con el 50% de lo recaudado por canon ¿qué es lo que se hace con ese dinero? No lo sabemos. Es indispensable en primer lugar, conocer en qué se invierte (no está en el SIAF) y, en segundo lugar como aconseja Carlos Reyna (y estoy plenamente de acuerdo), se debe pensar en fondos compensatorios o de equidad para quienes no tienen recursos energéticos ni mineros y, por consiguiente, no gozan de este derecho. Las regiones tienen, por su lado, grandes responsabilidades en el área de gestión e inversión para que los recursos que reciben sean invertidos con efectividad, eficacia y eficiencia en la inclusión social, el desarrollo productivo y ambiental.


La protesta social

La última encuesta de la Universidad Católica a nivel nacional ha tratado acerca de la satisfacción e insatisfacción con la democracia. Uno de los motivos de insatisfacción (57%) de las y los peruanos con la democracia tiene que ver con la necesidad y el derecho de manifestar y protestar y las dificultades para ejercer este derecho. 58% de los encuestados cree que es muy importante manifestar y 34% que es importante. Razón no les falta. En democracia debemos tener todas las garantías para organizarnos, para expresarnos y para protestar. Sin violencia, sin armas, sin dañar la propiedad pública y privada, sin toma de carreteras, pero ejercer plenamente el derecho a protestar, a expresar nuestra indignación y nuestras demandas cuando los canales del diálñogo y la concertación fallan o no existen. Para eso luchamos por la democracia, contra el terror dec Sendero Luminoso y también contra el autoritarismo de Fujimori.

No es democrático criminalizar la protesta social. Es inaceptable. Eso sólo sucede en dictaduras y en gobiernos autoritarios. La mano dura de los carísimos spots del Ministerio del Interior envían un mensaje de orden y seguridad que nadie cree. La seguridad proviene de un conjunto de políticas sociales, económicas y, en tercer lugar, policiales. Es muy preocupante que el Presidente de la República diga que se va a tratar lo sucedido en Moquegua como “el Andahuaylazo”, aludiendo a los graves hechos provocados por los Humala en la toma de la Comisaría de Andahuaylas que costó la vida de valiosos policías.

Moquegua no es Andahuaylas.

La protesta social no se criminaliza.

El orden proviene del ejercicio de la autoridad democrática, de la capacidad de gobernar concertando social y políticamente y de una genuina política de seguridad pública -hoy inexistente-.

Necesitamos otra forma de gobernar. No nos volvamos a equivocar en las urnas.


Solidarios y vigilantes

Hasta la próxima

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Se respeta su posición, pero en opinión mía a la gente sí le gustan los bloqueos de carreteras, tomas de puentes, paros, huelgas y afines.
Les encanta estan envueltos en manifestaciones, pues ya existe esa cultura del grito en nuestro país.
De lo contrario no habrían tantas situaciones como esta, ni tantas organizaciones que tengan como única forma de llamar la atención que convocar a marchas y paros nacionales.

Existen muchas organizaciones intersadas en hacer bulla para sstisfacer sus interesas. Y al parecer también abundan los blogs que van en esa línea.

Saludos

Erick Garcfia dijo...

Estimado amig@ "anonimo", desde mi punto de vista tu opinión es de una visión muy corta, no te das cuenta de las causas que llevas a tomar actitudes colectivas, no solo en nuestro pais sino en todo el mundo. Los seres vivos reaccionamos ante los estímulos, Los humanos somos sociales, vivimos en sociedades e interactuamos politicamente, y si estas politicas no son justas, con equidad y democráticas tendemos a reaccionar colectivamete porque buscamos un veneficio comun, y es por eso que se dan estas situaciones.
Si el gobierno central tendría una política adecuada, buscando el bienestar de las grandes mayorias (o mejor dicho de todo el publo), no se darian estas estas situaciones. No es cuestion de cultura querido amigo sino de defender los derechos, y que se dan en todas partes del mundo donde son quitados o pisoteados.

Saludos

antonio dijo...

tenemos un presidente que no tiene verguenza para salir a estereotipar las cosas y jugar con los fantasmas del miedo "a los (indios) que bajan" a generar violencia, los siempre tontos manipulables por los comunistas de siempre, los perros del hortelano, arf, arf, arf. osea, quiere que elijamos entre patria roja y patria facha.
solamente a un sin verguenza de su catadura se le ocurriria dar una conferencia de prensa como la de ayer, como las que le gustan, hablando porque hay que hablar.

Julio dijo...

si existiera un 30% de prensa independiente y no los monopolios de la desinformación de los miroquesadas,talvez los ciudadanos de moquegua no hubiesen "bloqueado" la panamericana(dicho sea de paso los peruanos no son los únicos que "bloquean" carreteras, ocurre en toda europa.. y no por ello se presiona a la policia para que le dis`pare a los ciudadanos).

y es que la dictadura mediatica está ocupada en informarnos sobre el embarazo de tula, los ampays de magaly, y etc de cosas que deberían quedarse en los espacios de chismes y no trascender a "noticias de interés nacional".

no se que espera la señora susana para indignarse contra esa prensa que azusa a la policia de alva castro para que utilice sus armas de fuego contra los manifestantes.

Un tal Lucas dijo...

Y ahora sancionan a Jordán, como si él tuviera la culpa. ¿Qué querían, que muera ahorcado en el puente como un "héroe"? ¿Y Alva Castro? ¿Qué responsabilidad iba a asumir Alva Castro si Jordán y sus policías morían?

Julio dijo...

lucas estas insinuando que los de moquegua son unos salvajes, como los hace aparecer el lado mas cavernario de la derecha, ahi esta la chichi y su patraña de imágenes editadas pretendiendo ser "pruebas" de delito.

creer que el general jordan pudiese haber muerto por la "turba enardecida" está bien lejos de la realidad. esas insinuaciones solo pueden partir del racismo y de la estigmatización de las protestas por parte de la televisión copada de corruptos que se venden al poder para no pagarle a la sunat entre otros "privilegios".

atentos y vigilantes con la prensa corrupta que apuesta por el asesinato de ciudadanos peruanos.