martes, 4 de septiembre de 2007

Extradición de Fujimori ¿En qué lado de la cancha estamos?

Nos encontramos en la recta final del proceso de extradición a Alberto Fujimori que inicio el Estado peruano en el 2005. La decisión de la Segunda Sala Penal de la Corte Suprema de Chile nos permitirá avanzar en la lucha contra la impunidad o será un grave retroceso. Por ello vale la pena preguntarse ahora ― y no después ― de qué lado hemos estado en esta larga y accidentada saga en pos de la justicia.

Hasta ahora Fujimori ha logrado esquivar con éxito a los tribunales de justicia. No lo hemos visto, como a su socio en la organización criminal que dirigió, Vladimiro Montesinos, así como a gran parte de sus colaboradores en la Base Naval, en San Jorge o en Canto Grande. No tiene vergüenza alguna; sostiene, una y otra vez, que él no supo nada, que se enteró de los asesinatos de la Cantuta y de Barrios Altos “por los periódicos”. Hasta ahora ha podido poner a buen recaudo su pellejo y el cuantioso monto de lo que nos robó. Su participación en los crímenes de Lesa Humanidad así como en los delitos de corrupción, ha sido contundentemente probada y reiterada en las declaraciones de sus cómplices ante los jueces que los procesan actualmente.

La lucha por la justicia en el caso Fujimori

Somos más, como lo señalan recurrentemente las encuestas, los que exigimos que no escape más a la justicia en Japón, en Chile, ni en ninguna otra parte del mundo. Exigimos que sea juzgado en el Perú. Para ello, junto a familiares de sus víctimas, nos hemos manifestado en las calles abiertamente. Frente a la Embajada de Japón y frente a la de Chile.

Lo hemos hecho, con la misma convicción que luchamos contra las leyes de amnistía que dictó el prófugo Fujimori y su sumiso Congreso en 1995; logrando, al retornar la democracia en el 2001, el histórico fallo de la Corte interamericana de Derechos Humanos en el Caso Barrios Altos, dejando sin efecto jurídico a la peor amnistía que haya conocido el hemisferio.

Que lo juzguen con garantías, pero que lo juzguen acá

A diferencia de Fujimori, de Abimael Guzmán o de Víctor Polay, nosotros sí creemos en la democracia y exigimos las garantías del Estado de Derecho para todos y todas. Por eso le ofrecemos a Kenya Fujimori un juicio justo, un debido proceso en el Perú. Un Poder Judicial que será lento e inalcanzable aún para la mayoría, corrupto también, pero que está libre de Rodríguez Medrano, el brazo judicial de Montesinos y cuenta con valiosos e incorruptibles magistrados y magistradas.

Chile es internacionalmente responsable de cooperar en la lucha contra la impunidad

El Estado Chileno está obligado a cooperar con el peruano en la lucha contra la impunidad. Lo sustentan el derecho internacional de los derechos humanos; lo posibilita el tratado de extradición de 1932, y lo requiere la Corte Interamericana en su fallo sobre el caso La Cantuta: “Se ha abierto un procedimiento de extradición contra uno de los principales procesados en relación con los hechos del presente caso…La Corte ha reconocido los esfuerzos del Perú en cuanto al alcance de las investigaciones desarrolladas luego de la transición. En este sentido, la Corte valora positivamente que el Estado esté atendiendo su deber -derivado de su obligación de investigar- de solicitar e impulsar, mediante medidas pertinentes de carácter judicial y diplomático, la extradición de uno de los principales procesados.

Según ha sido reiteradamente señalado, los hechos del presente caso han infringido normas inderogables de derecho internacional (ius cogens)… Ante la naturaleza y gravedad de los hechos, más aún tratándose de un contexto de violación sistemática de derechos humanos, la necesidad de erradicar la impunidad se presenta ante la comunidad internacional como un deber de cooperación interestatal para estos efectos….La Corte recuerda que, bajo el mecanismo de garantía colectiva establecido en la Convención Americana, en conjunto con las obligaciones internacionales regionales y universales en la materia, los Estados Parte en la Convención deben colaborar entre sí en ese sentido.”

El peor escenario

Existe prueba suficiente e indicios más que razonables de la comisión de estos delitos contenidos en los cuadernillos de extradición. Así lo reconoció la Fiscal Mónica Maldonado en su impecable dictamen fiscal empañado por la deleznable sentencia del juez Álvarez. La sala penal de la Corte Suprema de Chile tiene la palabra ahora para definir por cuál de las dos posiciones se inclina. O sostiene en su fallo que existe prueba suficiente y lo extradita por todos los delitos; en todo caso, por los más importantes o dice que no como el magistrado Álvarez, que los antecedentes “son vagos”.

Pero si la más alta instancia de la justicia en Chile se lava las manos como Pilatos y lo extradita por algunos de los diez delitos vinculados a la corrupción como las medicinas chinas, el caso de pago a la Sunat - Borobio, el caso Faisal, o el de los quince millones de “CTS” a Montesinos, que prescribirán pronto o han prescrito ya, le habrá hecho el favor más grande a uno de los peores delincuentes que ha gobernado este país y, Fujimori, se reirá de la justicia nuevamente. Este es el peor escenario.

Alan: los favores se pagan

Frente a esta situación y a esta hora no caben las medias tintas ni ponerse de perfil como sistemáticamente ha hecho Alan García. Su vocero en el Congreso, Velásquez Quesquén, ha señalado ayer que el gobierno peruano ha actuado de “manera impecable”. Nada más lejos de la verdad. Ha renunciado a su deber de Jefe de Estado de estar del lado de la ética pública, de luchar por lo que es justo. Se ha eximido de decir una palabra siquiera escudándose en una inexcusable neutralidad durante todo el proceso de la extradición. No quiere perder los votos ni el favor de los fujimoristas. Es una relación demasiado añeja, con bastantes favores que pagar. Desde aquel que le hicieron los de Cambio 90 a García al darle los votos que lo libraron de la Acusación Constitucional por el caso de Los Penales en 1990. Y no hablemos de Mantilla.

La ética en la gestión pública: primera prioridad

Pero no es sólo Alan lamentablemente. ¿Cuándo será que la ética ocupe un lugar importante en la agenda de quienes hacen política en el Perú? No podemos decir que éste no es un hecho trascendental para la política y para la edificación de un Estado sin hipotecas en el Perú. Quienes se callan hoy, son cómplices. Quienes dicen que éste es un tema secundario frente a la atención de las víctimas del terremoto y el FORSUR y el bien merecido homenaje a los Jotitas, se equivocan de cabo a rabo. A las víctimas de terremoto debemos enviarles una señal clara que la corrupción no va más. En Ica y en Huancavelica, también en Yauyos esta vez, existe el fundado temor, como en los damnificados de todos los desastres que nos han abatido, que personas sin escrúpulos se apropien de las donaciones. Bueno, Fujimori es el perfecto ejemplo de un ser humano sin escrúpulos.

Solidarios y vigilantes
Hasta la próxima

7 comentarios:

GUILLE da MAUS dijo...

Así expuesto se distingue una gran dosis de subjetividad en el affaire Fujimori que los propios fujimoristas explotan para alegar que se trata de una persecución política lo cual, a mi parecer, no tiene porque ser negativa. El caso es que la opinion mayoritariamente se inclina por eso, y objetivamente hablando las causas de justicia no las deben hacer la "opinión mayoritaria" (en lo mismo se justificaron Hitler y el propìo Fujimori al disolver el congreso).

El proceso peruano contra fujimori adolece de muchos errores que simplemente la justicia chilena esta evidenciando con su particular juego. Si Fujimori sale librado no será sino la confirmación de la precariedad de nuestra institucionalidad que permite que los intereses politicos (propios y foraneos) prevalezcan en la administración de justicia.

Sangre fria!

Martín dijo...

Susana,

algo muy importante: que el Consejo de Ministros tramite ya el pedido de extradición por el caso Castro Castro. Saludos,


Martín

Manuel Vilca dijo...

PERSECUCIÓN POLÍTICA DISFRAZADA DE LUCHA POR LOS DERECHOS HUMANOS!
Los tribunales chilenos han evaluado las acusaciones en base a derecho y llegado a la conclusión que no hay elementos que justifiquen la extradición. No podemos seguir como en la Sancta Inquisición, en donde se acusa para condenar sí o sí, sin respetar la presunción de inocencia. Es un principio del derecho universal que la culpabilidad se demuestra y la inocencia se presume.
Si hay pruebas en contra de Fujimori, pues nada más sencillo que presentarlas. No hace falta seguir con la cantaleta de los "indicios razonables o racionales", muestren las pruebas, no los "indicios" que se dice tener y terminamos el debate. Mi sospecha es que no hay tales pruebas, pues recuerdo cuando se le acusaba de cuentas millonarias, lingotes de oro, maletas de dólares, empresas en paraísos fiscales, propiedades millonarias, narcoaviones, testaferros, etc. Dónde han quedado tales acusaciones mediáticas? no figuran en ningún cuadernillo, pero sí en el subconciente de la masa popular, que era el objetivo (acusa, acusa, que algo queda...).
Con tal razonamiento (Goebbels)(llegaremos al absurdo que "para defender los Derechos Humanos debemos violar los Derechos Humanos del ex-presidente Fujimori".
O es que Ud. afirma que el ex-mandatario no tiene Derechos Humanos?
Si Ud. asume como un axioma que es un delincuente, pues no hay razón que la hará cambiar de parecer, pues ante la sinrazón no hay argumentos posibles, es una cuestión de fé, como una religión.
Es justamente esta premisa la cual está siendo evaluada de manera jurídica e independiente en Chile.
Los tribunales chilenos extraditarán si se demuestra que es un delincuente y violador de Derechos Humanos, si no lo hace es por no haber pruebas objetivas en ese sentido. Ello será un triunfo para los Derechos Humanos, sin politización de por medio.

Reaño dijo...

Definitivamente la desidia y modorra endémica del gobierno de García juega a favor de un punto fundamental: no quieren a Fujimori aquí.

Otrosí, a una semana de otro aniversario del 11 de septiembre de 1973, esa misma justicia que jamás condenase a Pinochet extraditará a Fujimori?
(suspiro)

Susana Villarán dijo...

Gracias por los comentarios y por expresarsus puntos de vista, críticos, a mi último post. A la críticase la repeta, lo que no impide que reaccionemos con argumentos, jamás con epítetos.

1) No he dicho que somos más los que pensamos que Fujimpori es un criminal, sino que debe sere juzgado, que no puede escapar como hasta ahora a la justicia

2) He señalado expresamente que queremos que sea juzgado con las garantíasde un debido proceso. Lo que él le negó muchos. Recuerden a los inocentes injustamente acusados de terrorismo. El propio Fujimori tuvo que reconocer que se habían cometido injusticias flagrantes y creo la Comisión Ad Hoc que, en su gobierno,indultó a más de 500 personas.

3) El proceso de extradición a Fujimori adolece de voluntad política. Se ha prácticamente abandonado a la Procuraduría Ad-Hoc, se ha disuelto el Grupo deTrabajo de la Cancillería y el presidente de la República, no se ha pronunciado. la extradición es una institución jurídico/política y no es convincente el refugio en la "necesaria neutralidad". Esa sereserva para cuando los jueces lo procesen.
Pero si, tenemos debilidades muy severas en la justicia. Sin embargo, éstas no fueron una barrera para el dictámen de la Fiscal chilena Mónica Maldonado que encontró prueba suficiente en los cuadernillos de extradición. Con todas nuestrasdebilidades.
Gracias Gille da maus por tu comentario. Tomo partido y no le tengo miedo a la subjetividad. Todos los somos, no nos engañemos, pero creo que mis argumentos son razonables. Salvo mejor opinión, por supuesto.

Manuel

Creo que hay muchas formas de disfrazar intereses subalternos con el ropaje de los derechos humanos. No es mi caso. Lo siento. Para mi no existe doble estándar, doble rasero.
Pregunto
¿Con qué recursos vive Fujimori hoy en Chile? ¿Con qué recursos vivió en Japón?
¿Cómo financió los estudios de sus hijos en universidades estadounidenses si ganaba 2,000 soles y no tenía propiedades ni ahorros según Declaración Jurada luego desu divorcio?
¿Qué hacía con los sobres de dinero que semanalmante le enviaba Montesinos desde el SIN, derivando fondos del Ministerio de Defensa y del Interior?


Gracias a todos

FUJIMOROSIS dijo...

Muy buena, Susana, tu observacion respecto a lo que debe suceder con Fujimori. Los ayayeros de fujimori gustan de hablar de "la mayoria" de peruanos que lo apoyan. Esa mayoria, sin embargo, no se materializo durante la candidatura en el 2006 y demuestra la flaqueza de tales argumentos. Como tu dices, no es que sea mayoria o no, pero si, el debe enfrentar a la justicia por obvias razones, una de las principales, que aunque no existan "pruebas" como las que exigen los ayayeros de fujimori (aqui firmo yo alberto fujimori que ordeno la ejecucion de...) sino que las violaciones a los derechos humanos, no ocurrieron en el vacio, ocurrieron durante un gobierno en el cual no solo como presidente era el dignatario mas alto sino que el mismo declaro en innumerables ocasiones: "en el peru no se mueve una hoja de un arbol sin que yo no lo sepa". Que enfrente la justicia y si tiene que pagar que pague. Los muertos, torturados y desaparecidos asi lo reclaman.

Jose Alejandro Godoy dijo...

Te dejo un post sobre el tema, en que se resaltan los errores de Orlando Alvarez al momento de resolver:

http://desdeeltercerpiso.blogspot.com/2007/09/las-mil-y-una-de-orlando-alvarez.html