lunes, 2 de marzo de 2009

Educación, nada es más importante


Hoy se inician clases en el país. Arrastramos muchos problemas de calidad, de acceso equitativo a la escuela, de inversión y de liderazgo político en la educación peruana.


Si hay un sector que debemos priorizar en la política y en la sociedad es este. Estos, entre otros, son nuestros compromisos con la educación:

que los niños y niñas estén siempre en el primer lugar de la agenda educativa,
que lo estén desde que nacen (y aún antes), y que todos desde que nacen y hasta los 3 años sean protegidos, nutridos y estimulados,
que ningún niño pague nada por educarse, ni a la escuela ni a las APAFAS, ni por uniformes. Que sea efectivamente gratuita
que la escuela camine hacia el niño y no al revés como hasta ahora ,
que cada niño y niña esté debidamente registrado garantizando su derecho a la identidad,
que la educación se ponga la ropa y se vista de la cultura de los niños y niñas, que recorra sus paisajes diversos y sus lenguas en una educación intercultural y bilingue,
que prepare al niño y a la niña para aprender a conocer y para hacer, no para memorizar y repetir sin comprender,
que las maestras y maestros sean dignificados y preparados para incrementar significativamente la calidad de la educación que brindan; que cada día que asistan a la escuela lo hagan estimulados y acompañados por las direcciones regionales, por los padres y madres, por el Estado. Que la confrontación no sea el pan de cada día.
que los padres y madres tengan mayor injerencia en la educación de sus hijos e hijas y se organicen cada vez más en las APAFAS con un proyecto para la escuela y la educación,
que la educación promueva el diálogo, la tolerancia y el respeto. Nuestra educación debe ser para la paz y la convivencia,
que ningún maestro predique la violencia y que quien lo haga sea inmediatamente expulsado de la escuela y para siempre
que el castigo corporal y la humillación sean erradicados definitivamente de la escuela,
que las escuelas unidocentes y multigrado sean las que tengan preferencia para que los últimos no sigan siendo siempre los últimos,
que nunca más se margine a la niña ni se les enseñe a los niños a ser machos y a ellas a sufrir en silencio,
que el abuso sexual en la escuela sea severamente castigado y no quede un solo maestro abusador en las escuelas peruanas,
que los niños y niñas se eduquen con la mayor dignidad en la escuela pública, en aulas limpias y con luz, con agua y desague y baños pulcros, con carpetas brillantes y pulidas, con libros adaptados a su cultura y, cuadernos, lápices, crayolas, juegos, pintura, pizarras y computadoras
que los laboratorios sean una realidad para los niños y niñas desde muy temprano, invirtiendo en ciencia y tecnología,
que la educación y el trabajo se encuentren fructíderamente,
que las empresas, los padres y madres y los medios de comunicación sean conscientes de su rol en la educación de nuestras niñas y niños
que nadie se olvide que la educación es un derecho y que estamos aún muy lejos de que el Perú cumpla con su responsabilidad constitucional e internacional de garantizar su pleno disfrute por todas y todas, sin discriminación, gratuitamente.

En el primer día de clases, este es mi compromiso con los niños y niñas del país. Ustedes siempre serán lo primero. estudié para maestra, ejercí la más noble de las profesiones. No me olvidaré de ello

Solidarios y vigilantes
Hasta la próxima

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias por continuar en nuestra lucha. digame, puede decir algo sobre este Sr Aldo Mariátegui y susu ataques contra la mujer andian, ultimamente contra Magaly Solier, la tildó de lesbiana....que tipo

-FaBiTa- dijo...

Es cierto, el Perú no progresará hasta que la Educación de sus pobladores mejor.
Pero al comenzar las clases, es increíble la cantidad de nuevos colegios, mas bien "casas", que han surguido en especial en los conos de Lima. La educación puede incrementar en cantidad pero cada día disminuye la calidad.

Eloy Churata dijo...

Es cierto que la educación es uno de los pilares fundamental para que el Perú salga de la pobreza en que encuentra. Pero, alcanzar un alto nivel de educación en el sector público, será muy difícil, si es que no se logra una alta calidad en los profesores y un buen material educativo (me refiero entre otros a libros). Además, será necesario erradicar por completo de la dirigencia de la SUTEP a los “socialistoides”, con quienes parece que usted comparte, al menos en el paternalismo del Estado en que se apoyan sus soluciones sobre tema.
Decir que "que prepare al niño y a la niña para aprender a conocer y para hacer, no para memorizar y repetir sin comprender" "que las maestras y maestros sean dignificados y preparados para incrementar significativamente la calidad.." es muy fácil. Pero por qué no dice ¿cómo se logra eso? ¿con qué dinero? y ¿en qué tiempo?. Eso si sería interesante. Por tanto, su artículo me parece que es un discurso barato.
Atte,

Eloy Churata