sábado, 20 de octubre de 2007

El Censo de Alan

Tener información de calidad sobre nosotros y nuestro perfil poblacional es clave para la planificación y la toma de decisiones en función del desarrollo del país. Para eso se hace un censo.

Este censo de mañana, el decimoprimero de Población y sexto de Vivienda, como bien ha señalado el investigador de GRADE y Coordinador Nacional del PDS, el economista Eduardo Zegarra (ver artículo, publicado en El Comercio esta semana,titulado El Censo y la improvisación) adolece de varios problemas:

1. No se realizó un adecuado análisis y balance del Censo Nacional del 2005 y, si se realizó, no nos enteramos Es decir, no sabemos exactamente por qué mañana debemos estar encerrados esperando a que nos vengan a hacer preguntas nuevamente, o si había manera de corregir las falencias (que tampoco sabemos de fuente oficial cuáles son) del anterior Censo. ¿Somos convidados de piedra o tenemos derecho a la información, señor Alan García?

2. Es una decisión apresurada y, por lo tanto, la improvisación campea. No se ha preparado a quienes nos censarán con el tiempo y el rigor requeridos. La cédula contiene tres veces más preguntas que las del censo del 2005. Ayer, una maestra del distrito de San Borja en Lima convocó desesperadamente, a través de una radio nacional, a personas para que cubrieran el 70% del déficit de “censadores” del distrito. ¿No era que se había cubierto el 95% según lo expresó hace una semana Renán Quispe, jefe del INEI? ¿Cómo han capacitado entre ayer y hoy con un manual de más de 100 páginas a tanta gente?

3. En 1993 y en el 2005 no se realizó una adecuada y oportuna encuesta pos censual. Es indispensable que se realice para verificar la calidad y consistencia de los datos obtenidos en el Censo Nacional de Población y en este caso, también de Vivienda.

4. Más allá de lo que plantea Eduardo Zegarra, quiero anotar un asunto sobre derechos que es fundamental. No es constitucional y viola nuestros derechos que nos impidan el libre tránsito y nos confinen a estar encerrados en nuestro hogar, tenemos derecho a movilizarnos. Además, no estamos obligados a responder preguntas personales. Por ejemplo, dar nuestros nombres y apellidos (es un tema de seguridad y derecho a la privacidad) o la religión que profesamos; tampoco permitir preguntas a los niños y niñas menores de 18 años. La invasión en la privacidad no es materia del censo ni debemos, por ninguna razón, permitir la violación de este derecho. Si bien existe una norma del 2001 que expresamente plantea el secreto estadístico, vivimos en el país en dondese pudo apropiardel servicio de Inteligencia un delincuente como Montesinos; el país del "RUC sensible". No seamos ingenuos.

Podemos y creo que debemos colaborar para que este Censo salga lo mejor posible (ya que a Alan le entró el berrinche y no quiso postergarlo para remediar los problemas anteriormente señalados). Esperemos que salga bien, contra todos los pronósticos. Es demasiado dinero y se trata de una extraordinaria movilización humana y logística. Cooperemos, pero como siempre…

Vigilemos; eso es ciudadanía activa

6 comentarios:

Jose Alejandro Godoy dijo...

Hola Susana:

Al final, el déficit de San Borja lo cubrieron con miembros de nuestras Fuerzas Armadas. Se notó que les habían hecho paporretear todo. En mi caso, mi familia y yo ya habiamos leido la cédula y con eso hicimos el trabajo algo más facil, aunque de todas maneras era algo incomodo que una persona vestida de comando te hiciera las preguntas.

Lamentablemente, la evaluación que Eduardo Zegarra menciona nunca se hizo. Ello hace que mis expectativas frente al éxito de esto sean muy pocas.

Eduardo Zegarra dijo...

Hola Susana, buen artículo, veremos que nos dicen tus lectores. Seguiré señalando la escandalosa improvisación del gobierno en este tema y la soberbia de los que se empecinaron en sacar este censo al caballazo y sin minima planificación y sustento técnico, saludos

Eduardo Zegarra

COR dijo...

Estimada Susana

Muy certeros y apropiados los comentarios, mi participacion en estas lineas, me exige subrayarq que no solo se trato de la improvfisación y pesima realización del peor de los CENSOS.

No fue CENSO, esta noble actividad no se puede comparar con la bufalada insolente del domingo secuestrador.

El trabajo de campo de un CENSO no toma poco o más de 90 dias de planificacion, organizacion, reconocimiento de las areas, validación, dominio del instrumento (en esta taradez de CENSO fue una encuesta vilipendiada), perparar materiales y utiles, capacitación, visita y revisita. etc. etc. No se trabaja con voluntarios y menores de edad, no se improvisan preguntas de religión, afiliacion a qué?, actividad laboral economica, entre otros.

No se ejerce el CENSO en areas geograficas en inminente conflicto y desastre (ICA)

Por ejemplo, el personal empleado publico de SNP, no se vera reflejado en al realiadad de este CENSO, con seguridad que hay mas JEFAS que jefes de hogar.

rider dijo...

rrrprobandorrr

rider dijo...

Estimada Susana:

Quiero expresar mi experiencia personal como jefe de zona del último censo:

1.- Fuí envíado por la Municipalidad de Lima para apoyar capacitando y sensibilizando al distrito de Comas; encontré que un amigo personal era el jefe distrital (nominados por los alcaldes para efecto del censo 2007); resultando que me comprometí para apoyar la zona 069 AAHH. La Merced - Manco Inca del populoso distrito en el cual vivo desde que mi madre me trajo al mundo (Toda la mejor intención de trabajar para mi distrito). Reunidos con el alcalde Saldaña, expresó su voluntad de apoyar decididamente el censo por una razón fundamental: Porque el censo 2005 no reflejaba la verdadera dimensión poblacional, al considerarnos una menor población, hecho que perjudicaba partidas económicas a través del FONCOMUN, Vaso de leche entre otros.

2.- Con la mejor intención, con emoción y sentimiento comeño me puse el overol y capacité a más de 30 futuros jefes zonales del subdistrito 006 de Comas (Antes tuve acceso a los manuales respectivos). Luego capacité a más de 80 futuros jefes de sección de 05 zonas (incluída la mía); finalmente a más de 200 empadronadores conjuntamente con algunas jefes de sección.

3.- Los jefes de sección (en teoría tenían que ser dirigentes y profesionales de la zona, con el perfil necesario, profesionales o estudiantes de los último ciclos de la universidad) deberían de capacitar a cientos de empadronadores con un determinado perfil (desde estudiantes de 5° año de secundaría hasta profesionales y directores de IIEE.).

4.- En mi zona recluté a dirigentes hombres y mujeres para jefes de sección (necesitaba 12 y postularon 25), conocedor del trabajo social en distritos suburbanos, tomé la decisión de buscar dos profesoras conocidas y que residían lejos de mi zona asignada. Al final tuve 10 jefes del lugar y las dos colegas mencionadas. Resultado: 12 jefes de sección... Todas del género femenino. Con quienes capacité a más de 100 empadronadores (Al final conté con 72 titulares y 10 de reserva).

5.- Yo respondo por el buen trabajo realizado en mi zona, y con honestidad debo manifestar que pese a todas las limitaciones presentadas, espero que el resultado final (luego del postcenso) me dé la razón...

Terminé de recojer el último informe a las 12 PM del día domingo, luego de una jornada realmente agotadora, afónico, cansado y somnoliento (le robé horas a mi sueño, los días anteriores) pero con el ánimo y la satisfacción del deber cumplido al tope. Espero que los datos de mi zona estén por lo menos con uno de los más bajos márgenes de error de mi distrito.

CRITICAS: Errores y dificultades encontrados durante el proceso del censo 2007 (a nivel general):

1.- Muchos jefes de zona reclutaron como jefes de sección a personas sin el perfil adecuado. E incluso a varios de ellos le completaron sus jefes con "recomendados de última hora"

2.- El INEI, difundió spots y afiches que indujeron en un primer momento a captar muchos jóvenes, porque la propaganda incluía polos, gorros, refrigerio y los famosos 5 soles. La realidad fue otra... Muchos desertaron, se desalentaron cuando se confirmó que no habría polos, ni gorros e incluso ni comida... En un primer momento se dijo que la comida era responsabilidad de cada alcalde.

3.- Las personas que el INEI envió para coordinar el censo presentaban limitaciones que no permitieron hacer un trabajo más homogéneo, algunas con contrato reciente (Municipalidades - INEI).
Que pretendieron fiscalizar más que apoyar

4.- La cédula censal contenía preguntas largas en algunos casos, preguntas con planteamientos difíciles de comprender para una persona común. (Imaginate lo que me costó hacer comprender algunas de ellas durante la capacitación, por lo que decidí replantear varías de las preguntas, hecho que fue aceptado a regañadientes por la funcionaria del INEI, gracias al apoyo de la unanimidad de los jefes de zona).

5.- El equivocado accionar del INEI, ya que al comprobarse que Comas estaba casi al 100% de funcionarios censales antes del censo... Cual padre que apoya al hijo más necesitado dió trato preferencial a otros distritos que dos días antes del censo presentaban muchos problemas y limitaciones. Solo un ejemplo: Dieron polos y refrigerio en distritos donde había debilidades, para incentivar la participación de empadronadores.

6.- Dos días antes del censo comunicaron que darían 10 soles a los empadronadores pero que cada uno vería por su refrigerio... En comas el alcalde garantizó un almuerzo para "todos"...
Sabía que los regidores y funcionarios afines a saldaña se "mocharían" sueldos, dietas y "otros" para dar alimentación a más de trece mil personas... La realidad fue otra: Jefe que se preocupó alcanzó a transportar inmensas ollas con una imitación de "carapulcra" (parece que no quisieron sacrificar mucho sus bolsillos) y un pan por cada empadronador... la gaseosa... hasta hoy la siguen esperando mis empadronadores. Lección: Nunca comprometerse a dar lo que no se cumplirá. Solución: Poner de mi dinero para afrontar el compromiso de palabra ajena... No me arrepiento, porqué algunos jefes de sección siguieron mi ejemplo... Y lo más emocionante, se fueron renovados a continuar el trabajo.
Muchas y muchos llegaron pasadas las 6 PM, e incluso luego de las 8 PM y hasta las 10 PM. Cansados todos, pero en sus ojos se relejaba la satisfacción del deber cumplido, del trabajo realizado con ganas de "hacerlo bien".

7.- Lamentablemente, en algunas zonas, la cosa fue terrible, en dos no llegó nunca ni siquiera un pan, el descontento hizó paralizar el trabajo en esas zonas... Con galletas y gaseosas otorgadas a última hora, pretendieron calmar el bullicio y el reclamo... Esto... me hacen pensar que la información censal de algunas zonas tendrá mucho mayor margen de error.

8.- Pasadas las 6 PM. llegó el dinero para los empadronadores en mi zona... Antes de las siete estaban cobrando los primeros empadronadores luego de entregar en las mejores condiciones su material y cédulas utilizadas y no utilizadas (los lápices, borradores y tajadores quedaron con elos). Las jefes de sección (repito todas mujeres), comprendieron que recién el lunes cobrarían (Hecho que se efectuó a todas al día siguiente del censo).

9.- Por el teléfono asignado (Tuve la suerte de tener uno de los seis teléfonos asignados a mi subdistrito), escuchaba a las 10 PM. los reclamos de un jefe de zona que exigía la presencia de funcionarios del INEI... Increiblemente hasta esa hora no llegaba aún el dinero para pagar a muchos empadronadores. Al final siendo casi las 11 PM. recién escuche que el dinero del 100% de los empadronadores de Comas estaba siendo pagado por sus jefes de zona... las noticias de un distrito vecino (Los Olivos) eran desalentadoras... Ya ustedes saben lo que paso en algunos distritos.

10.- El INEI no planificó con tiempo los trabajos previos al día del censo... En mi zona, se asignó dos manzanas de Comas a Independencia, hicé el informe, se interesaron, visitaron la zona y al final adujeron que la jurisdicción censal era distinta a la jurisdicción distrital y que ya habían coordinado con Independencia. (CRASO ERROR... Este error se evidencia en muchos distritos, provincias y regiones... es que acaso no se planificó con tiempo algo que es primordial para un censo de estas características).
No se destinó dinero para una mejor capacitación, no se destinó recursos logísticos (tuve que trabajar con mi propio engrampador, cinta maskingtape y pagar las llamadas telefónicas para coordinar las acciones del censo)

11.- Doy tetimonio de que en Comas a pesar de que se cubrió todo el distrito, en algunas zonas han empadronado alumnos de cuarto de media. En Independencia ha sido alarmante: jovencitos de tercero de media en gran número reclutados a última hora para completar el número de empadronadores requeridos, con el agravante de una capacitación de última hora y menor de dos horas (confesión de ellos mismos)... ¡Increíble! Los empadronadores de mi zona estuvieron soportando sin agua ni pan, ocho horas de capacitación y con evaluación final...


12.- El INEI, no puede desligarse de sus responsabilidades y dárselas a los alcaldes. RESULTADO: Distritos pudientes dieron polos, gorros, lápiceros, gaseosas y "pollo a la brasa" ¡Si! Pollo a la brasa a sus empadronadores... Bien por ellos... Pero que de los alcaldes con municipios menos pudientes como el de Comas, donde dieron una carapulcra, pan solo y ninguna gota de bebida (algunas ollas con comida con impregnante olor a quemado)... No te cuento lo que dieron en Carabayllo... porque se le sale el inga a este amigo tuyo.
El INEI, en este sentido me ha hecho meditar... Que pasaría si la educación se dejara en mano de los municipios, imaginate...

13.- 250 soles fué lo que recibí por el trabajo hecho, 80 soles mis jefes de sección, 10 soles mis empadronadores... Quiero manifestar, que como yo, estoy convencido que la gran mayoría de los que trabajamos ese día (y otros días) en mi zona, no lo hicimmos por la plata... Lo hicimos porque tenemos identidad de comunidad, de barrio; lo hicimos por el afán de aportar a la mejora de nuestro distrito... Si fuímos engañados, si al final no será lo que pensabamos en un inicio, estén seguros todos los que leen este comentario, que nuestra conciencia, nuestra moral y nuestro deseo de construir un distrito mejor estan ahi incólumes, fuertes y sólidos.

A los empadronadores: Alumnos de quinto de secundaria, dirigentes, profesores y profesoras, estudiantes de educación superior... A las jefes y jefas de hogar que nos abrieron sus puertas y apoyaron las buenas intenciones... Mi admiración y reconociento público...

A mi familia por aceptar que dedique muchas horas y días a esta experiencia, que me ha hecho acercar más a la realidad sociocultural de mi querido distrito.

A Dios por hacerme comprender que el día de trabajar por el bien de la población en el gran proyecto de nuestro Gran Partido Descentralista está cerca...

A ti Susana, por abrir tus brazos con esa sinceridad, con ese entusiamo y con esas ganas compartidas de trabajar duro... durísimo, por un
PERU mejor para "todas y para todos" los peruanos

RIDER

PD. Discúlpame y discúlpenme por haberme extendido en mi comentario

Nila Vigil dijo...

Hola Susana,
hay conceptos que creo que deberíamos usar con cuidado, como el de "ciudadanía activa" creo que no puede haber "ciudadanía pasiva", que eso precisamente es NO ejercicio de ciudadanía.
Esa misma sensación tengo cuando escucho lo de "democracia participatva" creo que si no es participativa no es democracia. Sé que me dirán que se usa en oposición hay la "democracia representativa", pero a mi mdo de ver esa también debe ser participativa, pues debemos asegurarnos de que los que nos representan, lo hagan...
Bueno, quizá parezca esto poco importante, pero creo que si permitimos estos conceptos, después no debe extrañarnos de que se hable de "interpretaciones auténticas" o de "colaboraciones eficaces"
saludos