sábado, 6 de junio de 2009

Mesa de Diálogo Nacional para enfrentar la grave crisis

¿Cuántos muertos más faltan para que todos reaccionemos? Es la pregunta que me hago desde muy lejos del país siguiendo con atención, dolor e impotencia los sucesos de Bagua; sintiendo en el alma las muertes de los indígenas tanto como de los miembros de la Policía Nacional.

El uso de la fuerza solo expresa la incapacidad del diálogo, la impotencia política de este gobierno que criminaliza la protesta y que es incapaz de liderar la concertación. No es legal bloquear una carretera; el Estado está en la obligación de garantizar la libre circulación y todos los derechos que el mismo ha suspendido al declarar el Estado de Emergencia hace unos meses No es fácil el diálogo. Esta lucha indígena es justa aunque no es un coro de ángeles el que la lidera; hay de todo, pero nada justifica lo sucedido ayer.

Un gobierno democrático respeta los derechos humanos, fortalece los mecanismos de concertación, escucha a su pueblo y lo consulta. No puede ser que las puertas de Palacio de Gobierno se abran solamente a los grandes inversionistas y se cierren a los peruanos de los lugares más excluídos de nuestro país.

Nunca se les consultó. El Estado peruano está obligado a hacerlo

En Ginebra, donde sesiona actualmente el Comité de los Derechos del Niño del cual formo parte, está la sede de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), así como todas las instituciones de Naciones Unidas relacionadas a los derechos humanos. En estos días se lleva a cabo la Conferencia de la OIT y el nombre del Perú está, como en los tiempos de Fujimori, relacionado a la violación de los derechos humanos por lo sucedido ayer y por la conducta contraria al Convenio 169 de la OIT del gobierno peruano. Es muy claro para la OIT que los decretos y las normas sobre inversión en la Selva que han desatado esta lucha de casi dos meses que ha dejado hasta hoy más de treinta muertos, se aprobaron sin consulta previa e informada: ese es el compromiso del Perú como Estado al firmar y ratificar el Convenio 169 sobre Pueblos Indígenas.

Siguen muriendo, ¿acaso no hemos aprendido nada de los ochenta?

Me dicen desde la selva peruana que habría muerto Santiago Manuin, uno de los dirigentes indígenas más éticos y comprometidos de AIDESEP. Ojalá no sea así. No saben lo que perdería el movimiento indígena peruano con su muerte violenta; se habría ido uno de los dirigentes más serenos y equilibrados, capaz de llevar adelante un diálogo constructivo en esta gravísima coyuntura. Me duele su muerte si así ha sucedido, como la de cada uno de los que han perdido la vida en este enfrentamiento en Bagua, y desde antes por la insensata declaración de Estado de Emergencia en la selva peruana. Me causa sufrimiento que sigan muriendo policías enviados a resolver problemas que los políticos no quieren enfrentar. Como en los años ochenta cuando decidieron declarar en emergencia al país y enviar a las Fuerzas Armadas a luchar contra la crueldad e insanía de Sendero Luminoso, abdicando los políticos de su deber de liderar esa lucha No hemos aprendido nada.

Inversión social y ambientalmente responsable

La inversión en la Selva es indispensable. Los bosques son fundamentales por muchas razones, por el impacto ambiental positivo en un país como el Perú, uno de los tres más vulnerables en el planeta frente al cambio climático; porque tenemos más de diez millones de hectáreas para llenar de árboles nuestro país,la mayor parte reforestando o sembrando nuevos árboles (cada cinco hectáres genera dos puestos pérmanentes de trabajo). ¿Cómo estar entonces en contra de la inversión en la Selva Amazónica y no Amazónica? Pero no a cualquier precio, ni en todos los ámbitos de la actividad económica. La industria extractiva por ejemplo, los hidrocarburos, entrañan graves riesgos ambientales. Es por esta razón que hoy mueren peruanos. Hay intereses demasiado poderosos detrás de las inversiones en petróleo.

Una Mesa de Diálogo del más alto nivel Nacional

No es posible que un presidente democrático le eche más leña al fuego insultando a quienes hoy protestan, enviándoles la fuerza y llenándolos de calificativos insensatos y provocadores. Todo esto nos hacen retroceder lo logrado en la transición a la democracia. Esta democracia la ganamos para que todos tuviesen el derecho a discrepar y a expresarse, para fortalecer los mecanismos de concertación y cooperación, para que el desarrollo económico no se vinculara a unos cuantos sino a todos.

Hagamos lo imposible por retomar el camino democrático en este grave momento del país. No podemos esperar ni un segundo más. La defensoría del Pueblo, la Conferencia Episcopal Peruana el Concilio Nacional Evangélico, la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, la CONFIEP, la CGTP, los colegios profesionales y los partidos políticos democráticos deben reunirse de inmediato junto a las dirigencias indígenas para proponer un camino de salida a esta crisis.

Solidarios y vigilantes
Hasta cualquier momento, desde Ginebra pero en el corazón del Perú

15 comentarios:

tveoenmisueño dijo...

Hola Susana, me atrevo a tutearte porque admiro la labor que realizas, me uno a los comentarios referidos en tu blog, yo aun no entiendo porpue un gobierno que promulga libertad de derechos y que es un pais democratico, no lo demuestra con hechos, me pregunto ¿cual es el costo que tenemos que pagar los peruanos, por elegir a un supuesto defensosr de los derechos humanos?, hasta donde permitiremos que se siga derramando sangre sin hallar un responsable...
Indigna creer que estamos en un pais democratico donde se le cierran las puertas al dialogo...


Saludos y cariño de una amiga..
Michell

Anónimo dijo...

Hola Susana, mi nombre es Silvia y estoy completamente de acuerdo contigo, los desmanes ocurridos en estos días son lamentables y son consecuencia de la intolerancia y la indiferencia general, la incapacidad de todos de unirnos en una sola voz y exigir al gobierno, a esas autoridades que nosotros elegimos para representarnos a mantener el orden, los derechos y la democracia. Lamentablemente, se eligió a un Presidente y un gabinete que no es capaz de realizar un diálogo sostenido y mantener las puertas abiertas a aquellos sectores que no necesariamente ayudan a sus intereses de gobierno, y que muy por el contrario desprecian desde lo más hondo. Son sectores olvidados, pero olvidados por todos, yo tengo a muchos miembros de mi familia por esa zona, me siento extremadamente preocupada por ellos, pero eso solo es un aliciente para hacer mayor la preocupación que tengo por mi país y que es muy honda, hay mucho por hacer, mucho por trabajar y poca disposición de empezar por parte de la gran mayoría; me siento impotente mirando desde Lima muy cómoda en mi casa sabiendo que hoy, mañana podré salir tranquila a la calle, mientras que al otro lado de mi país hay hoy personas que no podrán hacerlo por estos hechos.

Luis Enrique Alvizuri dijo...

Señora Villarán:

Con el descrédito en que ha caído el "diálogo", que ahora sabemos que significa ganar tiempo para llevar a la fuerza armada a los lugares de los hechos, ¿qué validez puede darle a este la población? ¿Cuál es el límite que tal desprestigiado concepto tiene? ¿Hasta dónde se puede seguir empleaando como arma de distracción, desviación, engaño? ¿Pedir diálogo en estas circunstancias será sensato?

Creo que si se quiere rescatar algo que ha sido prostituido por los expertos en sicosociales habrá que reconstituir algunas cosas más previamente, como la autenticidad de quien dice que quiere dialogar y la probidad de su persona y su palabra.

Mientras tanto lo veo difícil. Mucho se ha engañado en nombre del diálogo y mucho se ha matado en nombre de la Democracia.

Muchas gracias.

Laura Cordova dijo...

Hola Susana, efectivamente es lamentable estos hechos, de acuerdo contigo para que se busque una solución pacifica.

Los peruanos debemos unirnos para impulsar esto.

Un abrazo y suerte por alla.
Laura

jesús alberto dijo...

Gracias Susana.
Gracias por lo reconfortante que resulta leer tu apreciación respecto a estos golpes sangrientos que duelen hasta el alma, sobre todo, al imaginar los nefastos intereses que subterfugiamente los impulsan.
Gracias porque al escuchar tu voz tenemos la firme esperanza que al fin una lideresa del máximo nivel enciende una luz en este túnel de barbaridades que los políticos tradicionales tratan de empujarnos.
¡Cuánta falta nos hace voces como la tuya que genuinamente responda con firmeza pero sin ira, con veracidad pero sin oportunismo, con decencia pero sin doblez!
Que Dios te ilumine para reunir la fuerza social suficiente en torno a tí y los otros líderes que te acompañan y así ofrecer una alternativa tan seria como tolerante y viable.
Un abrazo cordial.

Yvo dijo...

Gracias por las palabras de reflexión, he leido muchas notas a la volada pero todas son a favor o en contra de manera exacerbada. Siempre es reconfortante leerte y meditar dándose un respiro de lo que pasa sin perder el ímpetu ni restándole importancia a este hecho horrendo. Realmente espero poder verte en un cargo político nuevamente. Nos haría mucho bien a los peruanos que estamos interesados por este hermoso y diverso país.

Rigoberto Buendía. dijo...

Susana estas en otra, ya el dialogo no va más. Nosotros los indigenas nos cansamos de un dialogo que tenga como premisa la negociacion de los decretos.

Antonio Ognio dijo...

Excelente artículo señora Villaràn!!! Es ligeramente reconfortante poder comunicarse con alguien que podria llegar a ocupar cargos pùblicos y que conoce de la realidad del país. Estarè atento a las elecciones en donde participe Uds.. hoy dia le agredezco por informarme y por hablar claro en un momento tan álgido.

Le ruego que promocione la idea de que los políticos escriban blogs y respondan comentarios.. en algo ayudarà a mejorar el paìs

Anónimo dijo...

"...PARA QUE NO SE VUELVA A REPETIR..."

Encontrarán causas para enjuiciar a alguien ó simplemente guardaran silencio poeticamente?
Movilizaran a los jóvenes de Lima para protestar por las muertes publicadas y no publicadas?
Es momento de ver a los defensores de la vida.

Ch4rL3s Rodríguez dijo...

Aunque ya me creía inmune a la crónica roja, negra, y mescolanza de una y otra, las imágenes propaladas por internet, sobre LA MATANZA EN BAGUA me han sumergido en una depresión un tanto notoria: desgano, falta de apetito, harto sueño, ignorar a mi entorno, aislarme temporalmente del mundo, alpinchismo informativo, me han venido reflexiones inútiles sobre la violencia, una guerra civil entre hermanos de sangre y nacionalidad, y el llamado urgente a un diálogo plural, sin menospreciar a ninguna de las partes.

Me ha resultado un tanto descarada la forma en que los medios tradicionales INFORMAN- y deforman- sobre la situación de Bagua, y definitivamente fundamental la forma en que los Blogs independientes INFORMAN y forman opinión imparcial... (Ver más en http://rabiardedolor.blogspot.com)

Anónimo dijo...

Los hasta unos meses atrás "defensores de los DDHH" ronald gamarra, beatriz merino, etc. etc.
Susana Villarán -ausente del pais- por el momento no dice NADA; ahora dicen que en Bagua no hubo genocidio. Osea, no pasa nada. No hay ni siquiera negligencias, solo nativos y mestizos que asesinaron a policias y quemaron locales públicos.
"defensores de los DDHH"...
grandes traficantes políticos.

Angel Campos dijo...

Si el gobierno hubiera hecho caso a advertencias como esta no habria ocurrido lo que ocurrio.Ahora es cuando quieren echarle la culpa hasta al Poder Judicial del pésimo manejo que se ha tenido de esta crisis.Más ha influido el orgullo y los besaculos que dicen llamarse periodistas que el raciocinio.Cabanillas es la mayor de las culpables de la tragedia y hasta ahora no lo reconoce, y ni piensa dejar su cargo.Una total y absoluta verguenza.

Anónimo dijo...

Hay un afan de perjudicar a los pobladores de la selva por parte de Alan Garcia,con esas leyes el gobierno puede rematar las tierras de los Amazonicos a cualqier extranjero,pretendiendo despojarlos de sus tierras con el cuento de que existen petroleo y recursos naturales,pregunto ¿A donde van a ir a parar nuestros hermanos Amazonicos si sus tierras son arrebatadas por cualquier comprador? cuando Garcia se le ocurra rrematar gran parte de la selva,estamos ante un grave peligro ante un gobierno que todo lo ve rematar,vender, privatisar al pais como fierro,catre,botella gobierno que solo faborece a sus amigotes los grandes pero al pueblo con palo y con balas a fuego y sangre, nunca le dio la gana de derogar sus leyes anticonstitucionales y abusivas en contra del pueblo de la selva.

Angel Campos dijo...

Las leyes pueden ser buenas o malas, lo que fallo aca fue que no se les dio el respeto que se merecen a las comunidades nativas, y por eso estas han respondido de la forma en que lo hicieron.Grave error de nuestros gobernantes.

ojoenelfirmamento dijo...

Buenas noches señora Susana, si inicialmente si estoy de acuerdo con la MESA DE DIALOGO,donde participen gente comprometida con los derechos humanos y al igual gente que quiera darle un quiebre, un golpe de timón a esta desazón creada por el APRA,parece mentira que estemos viviendo esto y haya gente aún que desmerezca la vida de nuestros hermanos los nativos de la selva y llamemos hermanos a chilenos,bolivianos,ecuatorianos y en fin.ellos son vecinos,pero los nativos son sangre de nuestra sangre,compartimos la casa(PERU, historia y tantos son los motivos para sentirnos identificados con este asunto, que cuando yo me enteré de lo sucedido y vi las imágenes desgarradoras lloré si lloré, por que me duele mi gente, me duele mi país, podemos tener discrepancias,pero somos Perú,podemos tener diferencias de estilos de vida y perspectivas,conceptos diferentes,pero en esencia somos seres humanos, me sorprende que el Cardenal tan dado a opinar de temas políticos no habrá la boca para decir aunque sea esta boca es mía.Se ve la poca humanidad que hay con respecto a seres humanos que pertenecen a ese segmento del Perú que algunos quieren esconder,ignorar de declararlos ciudadanos de tercera por el solo hecho de tener diferentes rasgos étnicos,diferentes concepciones,pero en fin hay un ser supremo que nos ve y que juzgará,pero a García algún día lo veremos sentado en el banquillo de los acusados respondiendo por estos genocidios, no solo de este gobierno, sino del anterior y que paso piola y repitió el plato sin ningún tipo de escrúpulos, lo mismo que la ministra Cabanillas que parece no haber tenido en sus entrañas por nueve meses a sus hijos, para ser tan cruel,fría y sin un ápice de sentimientos humanos.Peor aún Yehude Simon me provoca una nausea moral tremenda, que jamás imagine sentir por este señor,comodadizo y desleal con sus principios Dios lo perdone.